El arquitecto estadounidense Michael Reynolds, más conocido como “guerrillero de la basura”, aterrizó en Chile en noviembre de 2014 para comenzar la construcción de su segundo proyecto en sudamérica: un nuevo edificio autosustentable para la Escuela de Música de Rapa Nui, fundada por la concertista Mahani Teave y el constructor pascuense Enrique Icka.

La escuela tiene 70 alumnos y 200 en lista de espera, y ha funcionado -hasta el día de hoy- en espacios provisorios que no cumplían con las condiciones óptimas para la realización de sus actividades cotidianas. El diseño del edificio se basa en el prototipo “flor”, probado por Reynolds en otras latitudes de similares características climáticas, el que básicamente es una planta octogonal con siete salas multiuso y un acceso, además de baños y espacios de almacenamiento.

oview from the air

La construcción -apoyada por Entel, Desafío Levantemos Chile, la Municipalidad de Isla de Pascua y la comunidad local- se levanta actualmente a través de cemento, neumáticos, botellas y otros materiales reciclados, incluyendo un dispositivo que captura y acumula el agua de la lluvia para su reutilización.

int

Lo que se hace acá, más que nada, es mezclar diferentes conocimientos en una casa, en una casa que vive, que es autónoma. Pero no hay nada que los ancestros de la isla no hayan utilizado antes”, comenta Rohan Sutherland, arquitecto voluntario de Earthship Biotecture.

* Mira otros proyectos de Michael Reynolds en el siguiente link.

 

from plataformaarquitectura.cl

 

 

 

‘Nave Tierra’: La casa autosustentable de Michael Reynolds en Argentina

Hace algunos meses, nuestra sección de Cine y Arquitectura nos mostró la historia de Michael Reynolds; un arquitecto visionario y rebelde que ha impulsado una serie de iniciativas experimentales alrededor del mundo, desafiando lo establecido y promoviendo un nuevo tipo de arquitectura en base al reciclaje y la autosuficiencia.

Read the article on plataformaarquitectura.cl >

Cine y Arquitectura: “Garbage Warrior”

“Fui a la escuela de Arquitectura de Cincinnati, tomé todos los cursos, obtuve mi diploma. En ese momento me di cuenta que la Arquitectura de entonces no servía para nada. No tenía nada que ver con el planeta, ni con las personas y lo que necesitan.

Read the article on plataformaarquitectura.cl >